Una mujer inteligente, es todo aquello que un hombre mediocre no quiere tener

20:47 Ortografía y literatura 1 Comments




No digo que todos, por supuesto que confío en que hay por ahí hombres buenos, hombres inteligentes que entienden que tener una buena compañera de vida puede marcar la diferencia entre llegar lejos o por el contrario, la ruina.

Hay mujeres a las que no nos asusta nada, tampoco la soledad, mujeres que sabemos el camino que debemos tomar para alcanzar nuestros sueños, el éxito, nuestra felicidad.
Trabajamos duro por lo que queremos, sabemos que somos capaces de obtener todo lo que nos proponemos.


Somos de esa nueva generación de mujeres libres, que no se conforman, que no anteponen el corazón al cerebro, ni sus pasiones a sus principios, esas que saben a ciencia cierta lo que valen, lo que son.

Pero no te confundas, que esto no quiere decir que le tengamos miedo al amor, por supuesto que queremos sentirnos amadas, pero con la conciencia plena de que merecemos lo mejor, por supuesto ofreciendo a cambio lo mismo, entrega, cariño, fidelidad, motivación.

Somos mujeres fuertes que son coherentes con lo que dicen y piensan, mujeres inteligentes que dan lo mejor de sí, pero solo a aquel que en verdad las merezca.




No, no es prepotencia, ni mucho menos aires de superioridad, es tan solo amor propio, estar dispuestas aceptar lo que somos capaces de dar, justo así, en la misma medida, ni menos ni más.

Las mujeres de este tipo no perdemos el tiempo con hombres de bajas expectativas, esos que esperan encontrar a alguien que no discuta ni los contradiga, alguien que en pocas palabras, no les complique la vida.

Puedo decir con orgullo que nosotras somos del tipo de mujeres que ningún hombre mediocre quiere tener, por el simple hecho de que somos inteligentes, y nos sabemos querer.

1 comentario:

  1. Completamente de acuerdo, además muy cierto. SOLO QUIERO

    No necesito a mi lado
    a un ser perfecto y divino
    que sea un ejemplo vivo
    que ande siempre preocupado...
    Yo quiero a un enamorado
    que me mire con ardor
    que por mi sienta pasión
    que sea cómplice y amigo,
    no quiero tener conmigo
    a un superconquistador.
    .
    Yo ofrezco poner primero
    mi parte en este negocio
    pero quiero que mi socio
    sea conmigo sincero
    que cuando diga te quiero
    me ofrezca seguridad
    donde pueda yo aportar
    mis virtudes y defectos
    donde todos los conceptos
    vistan de amor y equidad.
    .
    Quiero compartir amor
    hacer al otro feliz.
    No necesito un jardín
    donde yo sea la flor.
    Quiero que seamos dos
    en igualdad y armonía
    disfrutar con alegría
    sin enfados ni egoismos
    que seamos uno mismo
    sin perder autonomía.
    .
    No sentirnos prisioneros
    ni dar por obligación
    que salga del corazón
    ese cariño sincero
    poder decirnos te quiero
    con ojos enamorados
    dejar atrás los enfados
    que nos puedan separar
    que nos guste perdonar
    y sentirnos perdonados.
    .
    Fin

    M.C.M. (marcamar)


    ResponderEliminar