13 ejemplos de hipérbole

9:00 Ortografía y literatura 10 Comments




Primero que todo es necesario saber qué es una hipérbole.

Hipérbole: 


Figura retórica que consiste en disminuir o aumentar excesivamente algo de lo que se habla con el fin de brindarle fuerza a la oración para que al receptor le quede claro el mensaje que se está emitiendo en el momento.


A continuación Ortografía y literatura presenta: 13 ejemplos de hipérbole.


1. Juan está tan gordo que parece un hipopótamo.

2. Ella es tan flaca que parece un fideo. 
3. Te lo dije un millón de veces.
4. Ana corre tan rápido que parece una pantera.
5. Te ahogas en un vaso de agua.
6. Usted duerme más que un koala. 
7. Me muero por ti.
8. Esta maleta pesa toneladas.
9. Ella tiene vista de águila.
10. Camila es más lenta que una tortuga. 
11. Le has contado eso a todo el mundo.
12. Mi camisa está tan blanca como la nieve.
13. Eres tan alta como la estatua de la libertad.


10 comentarios:

  1. Corrección: Te ahogas en un vaso con agua.

    ResponderEliminar
  2. ESTARÍA BUENO QUE ENSEÑEN TAMBIÉN ESTÉTICA DEL LENGUAJE, PORQUE SE ENTIENDEN MEJOR LAS COSAS DICIÉNDOLAS CON PALABRAS PRECISAS QUE CON VULGARISMOS. LO SALUDO CON TODO RESPETO.

    ResponderEliminar
  3. Vaso de agua o vaso con agua?
    Es frecuente escuchar “vaso de agua” con el significado de “vaso que contiene agua”, y lo más curioso es que la gran mayoría rechaza y corrige esta frase porque cree que lo correcto debe ser “vaso con agua”. Y siguen creyendo que no se debe decir “vaso de agua” porque los vasos no se hacen de agua, sino de vidrio o de plástico.

    Sabemos que las preposiciones (a, ante, bajo, con, de, desde…) “adquieren” un significado de acuerdo con el contexto, es decir, por sí solas no denotan un significado específico. En el caso de “vaso de agua”, el significado que adquiere la preposición “de” es de “medida o cantidad”, entonces al decir “dame un vaso de agua” estamos pidiendo “agua” en la “medida de un vaso”; en otros términos: el “vaso” no me interesa, me interesa el agua, pero en la cantidad de un “vaso”. Por esta razón solemos pedir o decir: “un tarro de leche” (a nadie se le va a ocurrir que los tarros se hace de leche y no de lata), “una bolsa de cemento”, “una cucharada de sal”, “media taza de agua”; como vemos, en estos casos el significado de la preposición “de” es el de medida o cantidad.

    Es tan cierto que la preposición adquiere un significado en el contexto que decir “vaso de agua” también podría interpretarse como “un vaso exclusivo para tomar agua”, al igual que existe “vaso de jugo o vaso juguero”, aunque no digamos “vaso aguatero”.

    Observe cómo la preposición “de” va adquiriendo diferentes significado en el contexto:

    vaso de cristal (materia prima)
    vaso de cerveza (exclusividad)
    vaso de mi prima (pertenencia)
    vaso de juguete (función)
    vaso de Tailandia (lugar de procedencia)
    vaso de adorno (función)

    Al decir “dame un vaso con agua”, lo cual también es correcto, lo que estamos pidiendo es un vaso que contenga agua solo que no especificamos la cantidad, pues bastaría que contenga unas gotas “de” agua para decir que ya es “un vaso con agua”. Por esta razón todo “vaso de agua” siempre será “un vaso con agua”, pero no al revés.

    Lo curioso es que cuando se les pregunta a “los correctores” que no aceptan -por su ingenuo desconocimiento- la expresión “vaso de agua”, éstos dicen que es incorrecto porque el profesor de lenguaje así les había enseñado. Entonces, ya sabemos de dónde viene el problema y ahora nos toca hacer la aclaración.



    Licenciada Ligia Pérez

    Encargada de la sección “Dudas del Idioma”

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. Exacto. Excelente aclaración. Me gusta mucho cuidar la ortografía y el buen hablar y escribir, claro de acuerdo al contexto en el que nos desenvolvamos y me gusta ver que hay personas que sí saben alcarar dudas de este tipo. Gracias

    ResponderEliminar
  5. Tengo una duda, al decir: parece, se hace una comparación entonces no se convierte en una símil o una metàfora?

    ResponderEliminar
  6. ¿Porque entonces decimos tráeme un vaso con hielo y no decimos tráeme un vaso de hielo?

    ResponderEliminar
  7. Por favor, hay algún libro donde estén este tipo de aclaraciones? En la secundaria nos daban esas reglas... Pero las fui olvidando y me encanta el buen decir

    ResponderEliminar
  8. Mis respetos, Ud si es una maestra, un saludo Ligia Pérez.

    ResponderEliminar
  9. Excelente Explicación, muchas gracias Licenciada. Saludos

    ResponderEliminar